Micropigmentación

TRATAMIENTOS MICROPIGMENTACIÓN EN COÍN

¿Qué es la micropigmentación?

Es una técnica de maquillaje semi-permanente que consiste en la implantación de micropartículas de pigmento debajo de la superficie de la piel. Se utiliza principalmente para corregir y embellecer los rasgos faciales como las cejas, los labios y los parpados. También en la actualidad tiene aplicaciones en el campo paramédico, como por ejemplo en la reconstrucción de areolas mamarias, cicatrices, alopecia, entre otras.  Su finalidad es exaltar la belleza propia de la piel, además de equilibrar, corregir o camuflar sus imperfecciones. Se trata de una técnica que actualmente demandan tanto mujeres como hombres, siendo su finalidad correctiva y embellecedora. (Martínez, 2013 y Álvarez, 2017)

La micropigmentación se realiza mejor en la epidermis, ya que las partículas son de menor tamaño y son naturales. Sin embargo, con el tiempo se produce una degradación del color por lo que es importante realizar un buen mantenimiento, ya que la durabilidad será mayor o menor en el tiempo dependiendo de la zona micropigmentada. (Winther, 2017)

Según García, Páez y Rondón (1998) la micropigmentación se utiliza sobre todo como una técnica alternativa, especialmente cuando otros tratamientos no  son eficaces, o bien existe  mucha  ansiedad en el paciente. Sin embargo, es importante también tener en cuenta sus contraindicaciones y complicaciones. Por un lado la micropigmentación estaría contraindicado en el caso de enfermedades activas como la psoriasis, liquen plano, etc.;  historia de queloides, tratamiento con isotretinoína, dermografismo, embarazo, discrasias sanguíneas, trastornos psicológicos. Por otro lado, la micropigmentación también puede presentar las siguientes complicaciones: Infecciones, pérdida permanente de los cilios, dispersión del pigmento, disminución de la calidad del pigmento (10% en  períodos que varían entre uno y tres años tras la pigmentación).

En relación con la micropigmentación y la respuesta de la piel, es importante  tener en cuenta su tipología. Por ejemplo, en pieles secas y envejecidas al ser menor la velocidad de regeneración celular, la permanencia y durabilidad de la micropigmentación en la piel será menor; en pieles más finas y frágiles, el riesgo de lesión será mayor; y en pieles jóvenes y grasas, la mayor velocidad de regeneración celular, propicia una menor permanencia de la micropigmentación en la piel, aunque una mejor cicatrización. (García Pello., Linares Prosper, Ruíz Verduch, y Urios Cremades, 2007).

Según García Pello y col. (2007), el proceso de adaptación de la piel tras la implantación y fijación del pigmento se produce a lo largo de periodos que pueden durar aproximadamente 30 días. Todo ello dependerá del tipo de piel, de la edad y traumatización en la zona afectada del cliente.

Dichos autores (García y col. 2007, p.47) señalan que “la introducción del pigmento hasta la capa basal de la epidermis con una aguja fina provoca una inflamación en los tejidos como respuesta a las heridas provocadas por la penetración de las agujas y la saturación del pigmento. En este sentido la piel reacciona mediante vasodilatación y una traumatización, lo que provoca a su vez una respuesta inmunitaria del organismo”. Esto hace que en algunos casos se produzca un rechazo y en ocasiones en mitad  del tratamiento el organismo puede  reaccionar expulsando el pigmento que se quiere introducir, por tratarse de un elemento extraño (una de cada 200 personas rechazan el pigmento).

García y col. 2007, destacan las siguientes fases en la micropigmentación:

  1. Cicatrización: En las horas posteriores a la micropigmentación comienza el proceso de cicatrización. Se crea una microcostra que dura alrededor de cuatro a siete días, dependiendo del tipo de piel y de la velocidad de regeneración celular de cada persona. Esto hace que la apariencia del color sea mucho más obscura, que el color real aplicado, además la zona tratada se nota ligeramente endurecida. Entre los ocho y diez días siguientes al tratamiento, si se han seguido adecuadamente las recomendaciones del técnico esteticista, la microcostra habrá desaparecido.
  2. Renovación celular: Las partículas de pigmentos de las capas superiores habrán sido expulsadas por la cicatrización y la renovación celular, como consecuencia de esto se produce una disminución de color. Tras cinco o seis días de este cambio del color, la renovación celular hace posible ver una nueva capa de células pigmentadas.

La micropigmentación no es permanente, porque al final con el tiempo las partículas son expulsadas del organismo por diversos canales. Tras 30 días, dependiendo del tipo de piel, edad, etc. la fijación del pigmento es total, ya que las partículas del pigmento que quedaban en las distintas capas superficiales de la epidermis han sido eliminadas. También la renovación celular hace que las partículas de pigmento enquistado suban hacia el exterior, lo que provoca que queden expuestas a la luz solar descomponiéndolas con mayor facilidad. Todo ello hace que el color se vaya debilitando y sea preciso el retoque a los dos años aproximadamente para volver a remarcar el diseño.

Así pues la micropigmentación es una técnica que plantea soluciones a los problemas correctivos y de belleza, no es invasiva ni permanente y precisa un cuidadoso seguimiento. Una adecuada valoración médica nos garantizará finalmente la pertinencia o no de la elección de la micropigmentación como técnica alternativa.

TARIFAS MICROPIGMENTACIÓN

 

  • Microblading en Cejas 190.00
  • Micropigmentación en Cejas, Ojos, Labios, Alopecia Capilar y Reconstrucción de Areola Mamaria 250.00
  • Relleno de Labios y/o arrugas 220.00
  • Eliminación de tattoo 100.00
  • Masajes 40.00
  • Diseño de cejas 12.00
  • Depilación Eléctrica 20.00
  • Depilación con Hilo Labio superior 5.00

La segunda sesión de la micropigmentación, tiene un coste de 50.00€

Tratamientos de belleza en Coín


BEAUTY SCHOOL LCR,Plaza Escamilla, 25, 29100 Coín, Málaga
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad

SUBIR